¡Bienvenidas queridas familias!
Los invitamos a compartir con nosotros
este espacio a través del cual podremos comunicarnos y compartir novedades, anuncios y porqué no algunos consejos a la hora de criar a nuestros hijos. Gracias por acompañarnos!!







Dr. Gustavo






16 de agosto de 2011

Alimentaciòn del Niño Sano (A partir de los 2 años)


En una nota anterior les contaba que los grupos de alimentos se dividían en 6:
1) Cereales, derivados y legumbres;
2) Frutas y verduras;
3) Leche, yogur y quesos
4) Carnes y huevo;
5) Grasas, semillas, frutas secas y aceites
6) Azúcares y dulces.

En esta oportunidad quiero compartir con ustedes la importancia de cada uno de estos grupos y las cantidades que se recomiendan consumir de cada uno de ellos para que la alimentación del niño sea completa y variada. Estas cantidades se deben consumir a lo largo del día dividiéndolos entre las 4 comidas principales: DESAYUNO, ALMUERZO, MERIENDA Y CENA.

Grupo 1: incluye arroz, avena, cebada, maíz, trigo, sus derivados (harinas y productos elaborados con ellas: pan, galletitas, fideos, etc.) y legumbres secas (arvejas, garbanzos, lentejas, porotos, soja). Importantes como fuente principal de hidratos de carbono y de fibra.
Cantidades diarias recomendadas: ½ plato de arroz, pastas, polenta u otros cereales cocidos (que hasta 2 veces por semana puede reemplazarse por dos porciones de pizza o tarta o 2 empanadas).
Más: 1 cucharada chica de legumbres en sopas, ensaladas u otras preparaciones o 1/2 plato de legumbres a la semana.
Más: 3 pancitos chicos. 1 pancito es igual a: 4 tostadas de pan francés; 2 rebanadas de pan lactal o integral; ½ taza de copos de cereales.
2 veces por semana se puede reemplazar 1 pancito por 6 galletitas o 1 factura.

Grupo 2: Incluye todos los vegetales y frutas comestibles. Son fuente principal de vitaminas C y A, fibra, y minerales como el potasio y el magnesio.
Cantidades diarias recomendadas: 1 plato de verduras crudas de diferentes colores (lechuga, zanahoria o remolachas ralladas, ají, tomate, repollo, etc.).
Más: 1 plato de verduras cocidas de diferentes colores (chauchas, remolachas, zanahoria, zapallo, zapallitos, papas, batatas, etc.)
Más: 2 frutas medianas o 4 chicas o dos tazas de frutas cortadas o sus jugos.

Grupo 3: Incluye leche, yogures y quesos. Nos ofrecen proteínas de alta calidad nutricional y son fuente principal de calcio, fosforo y vitaminas del complejo B.
Cantidades diarias recomendadas: 2 tazas tamaño desayuno de leche líquida.
1 taza de leche es igual a: 2 cucharadas soperas de leche en polvo; 1 pote de yogur; 1 porción cajita de fósforos de queso fresco.

Grupo 4: Incluye todas las carnes comestibles y huevos (de animales y aves de crianza o de caza y pescados y frutos de mar). Nos ofrecen  proteínas de alta calidad nutricional, hierro y vitaminas del complejo B.
Cantidades diarias recomendadas:
1 churrasco mediano o 1 bife de costilla o de hígado.
½ plato de carne o en cubitos o mondongo, o riñón o lengua cortados.
2 hamburguesas caseras chicas.
1/4 de pollo sin piel.
1 milanesa grande o dos chicas.
2 rodajas gruesas de carne magra en lo posible (peceto, colita, paleta, etc).
1 filet de pescado o 1 lata chica de atún, caballa o sardinas al natural.
2 costillas de cerdo o cordero.
1 vez por semana se puede reemplazar por 4 fetas de fiambre para sándwiches, tartas o empanadas.
Más: 1 huevo entero 3 a 4 veces por semana.

Grupo 5: Incluye a todos los aceites, crema de leche, manteca y margarina. Son fuente principal de energía y vitamina E. Los aceites y semillas tienen ácidos grasos esenciales que son indispensables en nuestra vida.
Cantidades diarias recomendadas:
3 cucharadas soperas de aceite
Más: 1 cucharadita de margarina o manteca.
Más 1 o 2 veces por semana: 1 puñadito de frutas secas picadas (nueces, almendras, avellanas, maníes sin sal ni azúcar)  o de semillas de sésamo, girasol, amapola, etc.

Grupo 6: Incluye azúcar común, mermeladas y dulces en general. Brindan energía y son agradables por su sabor, pero no nos ofrecen sustancias nutritivas indispensables, se las llama “calorías vacías”.
Cantidades diarias recomendadas:
7 cucharaditas de azúcar
Más: 4 cucharaditas de mermelada 0 1 feta de dulce compacto (membrillo o batata).
2 veces por semana se puede reemplazar azúcar y dulces por un alfajor chico o 1 porción de postre o 1 helado.
Estas recomendaciones son solo una guía general basadas en las Guías Alimentarias Argentinas.
Para casos en particular se debe consultar con un nutricionista, por ejemplo en los niños que realizan una actividad física se deberán ajustar individualmente dichas cantidades por el gasto de energía que esta ocasiona.
                                                               Lic. Luciana García Mena. M.N. 4102