¡Bienvenidas queridas familias!
Los invitamos a compartir con nosotros
este espacio a través del cual podremos comunicarnos y compartir novedades, anuncios y porqué no algunos consejos a la hora de criar a nuestros hijos. Gracias por acompañarnos!!







Dr. Gustavo






4 de octubre de 2011

El Recién Nacido. Asistencia en el pos parto y cuidados posteriores.

Primeros cuidados tras el parto

Una vez que el recién nacido sale por el canal del parto comienza su adaptación a un nuevo medio. Suele tener líquido y mucosidad en la boca y el estómago, especialmente si ha nacido por cesárea. Habrá que aspirar ese líquido mediante una sonda.
El cordón se corta por un punto que quede entre las dos pinzas que se colocan en él para que cese el flujo de sangre. Se colocará un clamp de plástico.
Se procura colocar al niño recién parido sobre su madre, es el "piel a piel", muy positivo para ambos: despierta innegables sensaciones placenteras en la madre y la piel del niño se coloniza con la flora de la materna, ante la cual está protegido. Inmediatamente después se traslada al niño a una mesa térmica donde se lo seca (insistiendo en la cabeza, por donde pierde más calor), se le aspira la boca y la nariz (esta maniobra no siempre es necesaria) y se evalúa su estado mediante el test de Apgar. Este test consiste en adjudicar una puntuación que valora distintas características del bebé al minuto, a los 5 minutos y a veces a los 10 minutos de vida. No predice el desarrollo neurológico, pero sí la necesidad de reanimación y lo satisfactorio de sus resultados.
Si todo continúa normal, a continuación se pesa y talla al bebé. La longitud del recién nacido a veces se mide al alta, cuando el edema es menor y el niño se encuentra más tranquilo.
Por último, se aplica un colirio o una pomada antibiótica en los ojos del recién nacido (para prevenir la conjuntivitis neonatal) y se le administran dos inyecciones: la vacuna de la hepatitis B y 1 miligramo de vitamina K (previene la enfermedad hemorrágica del recién nacido).

Repasando... Procedimientos de rutina que se llevan a cabo en el recién nacido:
1. Aspirado de las secreciones bucales con un sonda,
2. Verificación de la permeabilidad del ano,
3. Aplicación de antibiótico en los ojos,
4. Colocación intramuscular de vitamina K,
5. Cerclaje del ombligo con un clamp umbilical.