¡Bienvenidas queridas familias!
Los invitamos a compartir con nosotros
este espacio a través del cual podremos comunicarnos y compartir novedades, anuncios y porqué no algunos consejos a la hora de criar a nuestros hijos. Gracias por acompañarnos!!







Dr. Gustavo






26 de noviembre de 2009

El Recién Nacido. Lo normal y lo anormal . PAUTAS DE ALARMA

La llegada de un bebé es llena de alegría y emoción para los nuevos padres, especialmente los primerizos, pero así mismo pueden tener muchas dudas sobre qué es normal en un recién nacido. Incluso los padres que ya han tenido otros hijos pueden tener dudas o llevarse sustos sobre el aspecto de su nuevo bebé. Aquí va un recuento de lo que es normal en un recién nacido:

- El primer momento. El rato de nacer el bebé estará cubierto de sangre, de color azulado y podría tener manchas rojizas en el cráneo debido a la presión al salir por el canal o si se utilizaron fórceps o succión durante el parto.
- Instintos. El recién nacido nace con varios instintos llamados primitivos, como son el de succionar, apretar las manos cuando se les pone un dedo o un objeto y el llamado reflejo de Moro, que es cuando el bebé se sobresalta y abre los brazos como si sintiera que se cae.
- Respiración. La respiración del recién nacido pude a ratos ser un poco irregular, a veces respirando muy seguido como luego de llorar o agitarse, o incluso a veces dejan de respirar por unos segundos lo cual es considerado normal. El pecho del recién nacido se sube y se baja muy evidentemente con cada respiración e incluso hasta el latido de su corazón se puede apreciar. Esto es muy normal ya que su pared toráxica es delgada. Así mismo el hipo es muy frecuente y normal a esta edad. El bebé puede estornudar frecuentemente o incluso parecer estar congestionado debido a los orificios nasales tan pequeños por los que respiran. En esta etapa es normal y no necesariamente es signo de alergia, enfermedad, etc.
- Extremidades. Es normal también que les tiemblen los brazos, piernas o barbilla, generalmente al llorar. El recién nacido generalmente adopta la posición fetal que tenía en el vientre materno, con las piernas y brazos encogidos sobre el torso. Debido a esto, sus piernas serán arqueadas hacia afuera y se irán enderezando en los siguientes meses. Las manos del bebé estarán casi siempre cerradas en un puño y así mismo con el paso de los meses irán abriendo las manos cada vez más.
- Cabeza. La cabeza del bebé podrá no ser redonda y tener forma rara debido a que los huesos del cráneo son blandos al nacer y se amoldan para pasar por el canal al momento de nacer. La cabeza se irá redondeando con el pasar de las semanas.
- Fontanelas. La cabeza del recién nacido se caracteriza por dos fontanelas, que son separaciones de los huesos del cráneo, que todavía no se han unido. La más grande están la parte superior de la cabeza y se puede sentir fácilmente. La otra fontanela, más pequeña está en la parte de atrás del cráneo. Es normal que cuando el bebé llora o está agitado se puede ver la piel palpitar en estas zonas. Las fontanelas se cierran completamente entre el año y año y medio de vida.
- Cara. La cara de un recién nacido generalmente es muy diferente a lo que será en las siguientes semanas. Al nacer, los bebés tienen la cara hinchada por la acumulación de líquido y también por el trabajo de pasar por el canal de parto. Podrá tener también manchas rojas o moradas debido a la presión al momento de nacer o si se utilizó fórceps o aspiradora para ayudarlo a salir.
- Ojos, nariz y orejas. Sus ojos estarán hinchados, pero los recién nacidos tienden a abrir los ojos inmediatamente luego de nacer, especialmente al ponerlos en posición vertical.
Las orejas y nariz del recién nacido pueden estar arrugadas, dobladas, pegadas a la cabeza o parecer aplastadas. Esto generalmente ocurre por la posición en que estaba el bebé en el útero adoptando esa forma temporalmente.
- Mamas / pezones. Los recién nacidos, hombres y mujeres, pueden tener los pezones hinchados. Esto se debe a la hormona estrógeno de la madre, que es pasada al bebé en el vientre. A veces se puede sentir un abultamiento duro en las mamas e incluso pueden secretar un poco de leche, que popularmente se conoce como “leche de brujas”. Esto es normal y no se debe aplastar los pezones que podría causar una infección. Durante las siguientes semanas, los pezones se irán deshinchando.
- Ombligo. El cordón umbilical se secará y caerá solo en una o dos semanas y el ombligo quedará cicatrizado. Algunos doctores recomiendan poner unas gotas de alcohol para secar más rápidamente, mientras otros prefieren no usar nada y dejar que se seque solo. No se recomienda sumergir en agua al bebé mientras tenga el cordón umbilical. Durante estos días lo puede bañar con una esponja o paño húmedo. Al poner el pañal, se puede doblar el borde de éste para que quede por debajo del ombligo y evitar el contacto con el cordón.
- Genitales. Los genitales de los recién nacidos, hombres y mujeres, se ven hinchados al nacer debido mayormente a las hormonas de la madre durante el embarazo. Es común que las niñas tengan una secreción en los primeros días, e incluso a veces contiene un poco de sangre, como un periodo menstrual. Esto es normal y generalmente dura de dos a tres días.
Los niños por lo general, tienen los testículos hinchados debido a acumulación de líquido que se irá reabsorbiendo y usualmente desaparece entre el tercer y sexto mes. Si al bebé se le ha hecho la circuncisión, la punta del pene estará roja e hinchada durante el primer día o dos. Después tendrá un aspecto amarillento que es normal y tomará entre 7 y 10 días para curarse completamente. Aparte de un poco de dolor y quizás incomodidad al orinar el primer día, el bebé no deber tener ninguna otra molestia hasta que el pene cicatrice completamente. Para el aseo, se puede lavar el pene con agua y un poco de jabón. Se recomienda poner bastante vaselina recubriendo el pene para evitar que roce con el pañal.
-Piel. Muchos recién nacidos presentan manchas rojas o moradas en la piel y sus manos, pies y labios se ven morados o azulados debido a la inestabilidad de la circulación de la sangre en la piel a esta edad. Alguna(s) de esta(s) manchas pueden también haber sido causadas al pasar por el canal de parto y desaparecerán en unos cuantos días.
La cara, hombros y espalda del bebé estarán cubiertas de un vello fino llamado lanugo que se caerá durante las primeras semanas.
La piel del recién nacido empezará a pelarse o descamarse en las primeras semanas, lo cual no necesita ningún cuidado especial. Si desea puede usar un poco de crema humectante si la piel está demasiado reseca.

- Al dormir. Los recién nacidos duermen la mayor parte del día, aunque no necesariamente en lapsos muy largos. Si su bebé duerme bastante, es importante no dejar pasar más de 3 o 4 horas y despertarlo si es necesario, para darle de comer.

- Ictericia. La ictericia es el aspecto amarillento de la piel y ojos que aparece al segundo o tercer día de vida y se debe a una acumulación de bilirrubina en la sangre y piel del recién nacido. Ocurre por la inhabilidad temporal del bebé para eliminar esta sustancia y generalmente desaparece en la primera y segunda semana. Sin embargo el médico deberá chequear que los niveles de bilirrubina no sean más alto de lo normal.

Lo ANORMAL. Signos de Alarma. Cuando consultar.

· Llanto débil o peculiar.
· Rechazo o dificultad para tomar alimento
· Falta o escasez de orina
· Ausencia total de deposiciones
· Diarrea, con 3 o más deposiciones en 24 horas, si no son después de tomar alimento y tienen consistencia muy desligada o aspecto anormal
· Vómitos numerosos y verdaderos, diferentes de la pequeña regurgitación después de alimentarse
· Color anormal de la piel. Muy pálida, amarillenta, gris o morada.
· Temperatura anormal de la piel. Fría con menos de 35.5º en la axila o caliente, con más de 37.5ºC.
· Trastornos de la respiración, con ruidos, movimientos respiratorios rápidos o difíciles, tos. Los estornudos son un buen síntoma en el recién nacido.
· Falta de respuesta a los sonidos
· No parpadear si recibe un chorro de luz en los ojos
· Extremidades demasiado quietas, rígidas o fláccidas

El Recién Nacido. Controles de salud iniciales

El primer examen al que se somete al recién nacido tiene lugar en la Sala de Neonatología, tal como se ha descrito anteriormente. A continuación, dentro de las primeras 24 horas de vida y, en el segundo día, previo al alta, el Neonatólogo del Equipo del Sanatorio dónde haya nacido el bebé lo reevalúa. Prestará atención a la coloración de su piel y su aspecto general, lo auscultará, palpará su abdomen e inspeccionará su cordón umbilical, observará sus genitales y ano, moverá sus caderas y palpará sus clavículas. Comprobará la integridad de su paladar, la ausencia de anomalías faciales o auriculares y la presencia de unas fontanelas normales en tamaño y tensión. Por último, comprobará la existencia de los reflejos llamados “arcaicos”, los cuales, meses después, irán desapareciendo. Si a lo largo de estos dos días se aprecia alguna anomalía se iniciarán los estudios oportunos.
Generalmente a las 48 o 72 hs del parto y/o cuando el Equipo de Neonatología lo indique, se le otorgará el alta sanatorial previa extracción de sangre de talón para la pesquisa de enfermedades metabólicas congénitas (Examen comúnmente llamado FEI, porque se realiza en la Fundación Endocrinológica Infantil). En algunos Centros también se le realizará la Pesquisa Auditiva (Otoemisiones Acústicas). Es conveniente que la familia ya tenga pensado y consensuado quién será el/la Médico/a Pediatra que los acompañará en el Crecimiento y Desarrollo del nuevo integrante, para que se realice la primera consulta idealmente no más allá de las 72 pos alta.

El recién Nacido. Cuidados del bebé desde el nacimiento y durante los primeros días.

LACTANCIA

Después del parto pueden tardar hasta una hora en mostrar interés por mamar y no hay que tener prisa. En cualquier caso, el contacto piel a piel en las primeras horas de vida también contribuye decisivamente al éxito de la lactancia materna, hasta el punto de que hoy se recomienda secarles y hacerles la primera exploración sobre el propio cuerpo de la madre.

La lactancia materna es la natural, y por tanto no es necesario hacer imposibles para poder dar el pecho, que no es tan difícil. Pensar lo contrario, además de ser un error, sólo sirve para provocar un estado de ansiedad que puede acabar perjudicando la producción de leche. Sobre todo mucho más que mamar, el niño necesita una madre tranquila y relajada, para así de transmitirle todo el afecto que siente hacia él.

Sin embargo, dar el pecho también requiere un mínimo aprendizaje
* Colocar al bebé bien centrado sobre el pecho.
* Introducirle el pezón lo más hondo posible.
* Procurar que su boca cubra buena parte de la areola.
* Si es preciso, sostener el pecho para que no le tape la nariz.
* No interponer los dedos entre el pezón y la boca del niño.
También hay cosas que se aprenden pronto con la práctica. Por ejemplo, observará que el niño se vuelve automáticamente hacia el pezón, buscándolo cuando sólo le ha rozado cerca de la boca, y aprovecharse de ese reflejo es la mejor forma de iniciar la toma. Pero también comprobará que ese mismo reflejo puede obligarle a soltar el pecho si le acaricias en las mejillas, y de ahí que no convenga tocarles la cara mientras están mamando.

Cuidados del cordón umbilical

El cordón umbilical se suele desprender en los primeros 15 días de vida, principalmente en los 7 a 10 primeros días. Hablamos de retraso de su caída cuando transcurre más de un mes sin que tenga lugar, en estos casos se estudiará qué circunstancias patológicas provocan esto. Una vez desprendido el cordón, los vasos que quedan en el extremo del niño se irán cerrando y transformándose en ligamentos. Hasta ese momento, permanecen permeables y constituyen una posible puerta de entrada a infecciones. De ahí la necesidad de una adecuada higiene de la zona en el recién nacido. Basta con el cuidado diario y su inspección y eventual limpieza una o dos veces por dia con Alcohol o Pervinox solución®. Resulta esencial el correcto secado del cordón para impedir que la humedad lo convierta en un medio de cultivo ideal para los microorganismos.

La higiene

El bebé requiere de una correcta higiene diaria desde el primer día de vida. Mientras persista con el cordón se usarán pañitos húmedos y tibios sin jabón. Veinticuatro horas después de caído el cordón se podrá dar el primer baño. Se usará jabón neutro y una esponja y el agua debe estar a una temperatura aproximada de 34ºC. Es muy importante limpiar bien los genitales para que no queden restos fecales, ni de otro tipo, que pueden favorecer las infecciones. En las niñas se limpiarán los genitales de dentro hacia fuera y de delante hacia atrás. En los niños no es necesario retraer el prepucio. Ha de comprobarse con frecuencia que el pañal está limpio y cambiarlo en cuanto se ensucie, así evitaremos las molestas dermatitis del pañal y se calmará el llanto del bebé.
Las uñas se cortan cuando sobresalen mediante una tijera de punta roma y haciendo un corte recto. Si las uñas están resquebrajadas, pero no suficientemente largas como para cortarlas, se limarán con limas especiales para bebé.
No se debe abrigar en exceso al bebé, pero tampoco exponerlo a corrientes de aire. En verano puede programarse el aire acondicionado en 24º. La ropa se lava con jabones neutros y sin suavizantes para evitar que la delicada piel del recién nacido se irrite. Todo aquel que coja al niño debe tener limpias las manos. Se evitará el contacto con personas enfermas y el que se fume en presencia del niño o en cualquier ambiente del hogar.
Las posiciones en que se colocará al bebé para dormir son boca arriba y de costado, nunca boca abajo.
El chupete debe cambiarse con regularidad, lavarse si se cae y hervirlo con frecuencia. En los amamantados puede interferir con la lactancia materna, sobre todo en los primeros días de vida. Consultar el momento oportuno para incorporarlo.

25 de noviembre de 2009

El Recién Nacido. Algunas consideraciones más...

¿Es bueno o malo pelar al bebé?

Algunos bebes pueden nacer con pelito y otros sin. El motivo por el cual nacen con pelo o sin él no se conoce. Pero para todas aquellas madres que se preguntan si es bueno o malo cortarlo, la respuesta es indiferente.
Algunos sostienen que el corte de pelo es solo por una cuestión estética, porque quieren que la cabeza luzca bien brillante, pero hay que recordar que el corte de cabello debe ser en manos de un especialista.
Se puede recortar el pelo para emparejar los mechones largos y el flequillo; o raparlo totalmente, esta decisión de cortar el cabello es de los padres, no hay razón médica para hacerlo, salvo el caso de que el bebé contraiga alguna dermatitis o alergia.
Aunque otros especialistas, agregan que el cabello es una protección del cuero cabelludo y es mejor no cortárselo y agregan que rapar al bebé no generará que el cabello salga más grueso y sano.
Si la madre decide no pelar al pequeño no debe llamarle la atención que en unos pocos meses el pelo comience a caerse solo. Puesto que una vez que paso un tiempo del parto el bebe comienza a perder ese pelo y quizás quede calvo en la parte superior de la cabeza. Esto se debe a que este cabello viejo se esta debilitando y uno nuevo comenzará a crecer más fuerte, y no necesariamente será igual al pelo anterior.
Cuando nace el pequeño puede venir con el pelo más renegrido y después ser remplazado por uno rubio, es decir que recién cuando el pequeño tengo 2 o 3 años se definirá su color, la cantidad y el grosor del pelo.

Los Aritos? Si, no, cuando?

A pesar que es común la aplicación de los aros en las niñas desde sus primeros días de vida, autores recomiendan esperar hasta los 4 años para realizar la perforación en el lóbulo de la oreja, esto con el objeto de disminuir en algo el riesgo de infección y por sobre todo por el riesgo que la niña pueda sacárselos, ponerlos en su boca y tragarlos, con el consiguiente riesgo de ahogamiento e incluso perforación del tracto digestivo.

La complicación más frecuente de la colocación de aros es la infección bacteriana.
Esta se presenta con dolor , enrojecimiento, hinchazón e incluso supuración en principio clara y luego con pus.
El primer perno a usar debe ser de oro o de acero inoxidable
Debe dejarse puesto durante 6 semanas
NO debe apretarse demasiado, solo lo justo y necesario para que quede firme sin exagerar la presión
Los pernos deben limpiarse con alcohol. lo mismo que ambas caras del lóbulo de la oreja.
Luego de las 6 semanas de la inserción del aro debe evaluarse el conducto abierto en la piel que debería estar ya cicatrizado
NO usar aros colgantes , ya que pueden desgarrar la piel y requerir tratamiento quirúrgico plástico.

Qué llevo en el bolso cuando voy a tener al bebé?

• Para el bebé
Pañales tamaño recién nacido, toallitas húmedas u óleo calcáreo y algodón. Batitas y manta de algodón o lana para cubrirlo, medias y/o escarpines, gorrito y algún conjunto para sacarlo del sanatorio. Trata de elegir un conjuntito fácil de poner. Aquellos que se cierran por delante y con cuellos con botoncitos al costado son ideales para madres primerizas ya que son más fáciles de colocar. Si es nena y quieres colocarle aritos te recomendamos que los tengas de antemano en el bolso.

¿Cómo debe viajar en auto el bebé al salir de la maternidad?

La primera regla de todas: no llevar al bebé cargado.

No importa qué fuerte lo sujetes o si tienes bien puesto el cinturón de seguridad (ni siquiera dos). En caso de un accidente o frenada brusca, no vas a poder sostenerlo en tus brazos. El bebé puede salir disparado del automóvil por la ventana o ser aplastado por tu peso o el de un objeto.
Por estos motivos el bebé siempre debe ir en una silla para auto.

La segunda regla es que no se ponga en movimiento el vehículo hasta que todos en el auto no tengan el cinturón bien puesto y el bebé esté bien asegurado en su butaca. Dichas butacas deben estar colocadas en el asiento de atrás y en dirección contraria a la marcha del vehículo. Esta posición es la que deben tener hasta que hayan alcanzado un año de edad. En lo posible, la butaca de seguridad debe colocarse en el medio, debido al riesgo de un impacto lateral. Los cinturones que enganchan la butaca tienen que estar firmemente ceñidos No todas las butacas son aptas para todos los bebés. Cada niño debe usar la butaca que se adapte a su edad, peso y tamaño. Es de suma importancia que las butacas cumplan con todos los requisitos y hayan sido homologadas y certificadas, pasando por los controles más estrictos de seguridad.
Pueden utilizarse butacas usadas, pero se debe tener la certeza que las mismas no hayan estado involucradas en ningún accidente automovilístico, ya que de haber pasado por alguno, el material queda deteriorado, por más que sea de óptima calidad. (comúnmente se lo denomina fatiga de material). Quizás pueda pasar la prueba de un accidente, pero difícilmente pase por dos accidentes sin sufrir alteraciones.
La butaca puede tener o no apoya cabeza, pero lo importante es que el niño no exceda el tamaño de la butaca, es decir que su cabeza no quede al descubierto.
En cuanto al material con que haya sido confeccionada se debe observar que el tapizado sea acolchado para comodidad del ocupante, pero principalmente que esté confeccionado con materiales ignífugos. Se debe tener en cuenta que esté bien sujeta al asiento del automóvil.
Una vez colocada la butaca no debiera poder desplazarse hacia delante y sacudida hacia los costados, no debiera desplazarse más de uno o dos centímetros.


La tercera regla es no poner el equipaje junto al bebé. Una frenada brusca puede convertir a los objetos de tu equipaje en proyectiles que pueden lastimar al bebé ya los demás.

Y por último, nunca dejes al niño solo en el auto, ni siquiera por unos minutos. Pueden suceder cosas insólitas que nada te cuestan evitar.